El Señor Ibrahim y las Flores del Coran
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Categoría:
2010
Escritor:
Eric-Emmanuel Schmitt
Director:
Ernesto Caballero
Actores:
Juan Margallo, Ricardo Gómez
Escenografía:
José Luis Raymond
Realización:
Richard Cenier
Vestuario:
Gema Rabasco
Música:
Ali Reza Gholami
Prensa:
Galán Comunicación
Ayudante de Dirección:
Aitana Galán
Producción:
Tanchal 98, S.L.

Sinopsis

¿Podemos imaginar un futuro de concordia entre Oriente y Occidente? He aquí una de las grandes inquietudes de nuestro tiempo. Pero vayamos más allá:

¿cómo es posible que en pleno siglo XXI no hayamos sido capaces de superar esta cuestión? Peor aún, hoy más que nunca vivimos bajo la amenaza de fanatismos de todo signo que niegan el encuentro entre culturas y nos arrastran por la senda de la violencia. Sin embargo, he aquí un texto que reconcilia al hombre consigo mismo y demuestra que la coexistencia no sólo es posible sino además enriquecedora: basta con mirarse a los ojos, romper estereotipos y escuchar. De ahí a la convivencia sólo hay un paso. Un niño judío y un viejo musulmán son los protagonistas de esta historia de amistad que es también, sobre todo, un himno a la tolerancia.

El señor Ibrahim y las flores del Corán cuenta la amistad entre un solitario y reflexivo tendero árabe, el señor Ibrahim, y el inquieto adolescente judío Momó. Enmarcada en el París de los años sesenta, la íntima relación que se establece entre ambos personajes simboliza de forma magistral el encuentro entre culturas y difunde con ternura y humor un mensaje de tolerancia, diálogo y mutua comprensión. La pieza forma parte de La trilogía de lo invisible, tres narraciones breves en torno a las grandes religiones de la humanidad: Milarepa, sobre el budismo; Oscar y Mamie-Rose, sobre el cristianismo, y El señor Ibrahim y las flores del Corán, en torno al judaísmo y el islam.

La versión teatral en francés, con puesta en escena de Bruno-Abraham Kremer, se estrenó en diciembre de 1999. Visitó el Festival de Aviñón en julio de 2001 y se repuso en París en septiembre de 2002. Desde entonces no ha dejado de representarse en Francia y otros países y actualmente se repone, de nuevo con Bruno-Abraham Kremer, en el Théâtre Marigny de París.

Recientemente El señor Ibrahim y las flores del Corán ha sido llevada al cine por François Dupeyron, trabajo por el que Omar Sharif ha logrado el Premio César 2004 como mejor actor protagonista. La película obtuvo también el Premio del Público del Festival de Venecia 2003 y ha sido seleccionada para los Globos de Oro como mejor película extranjera.

Escrito con un estilo conciso, llano, de una virtuosa y esencial sencillez que consigue suscitar una intensa emoción, El señor Ibrahim y las flores del Corán es un canto a la amistad y al entendimiento superador de barreras generacionales, religiosas, culturales… Y es también la crónica de una iniciación. Por ello la idea del viaje está tan presente en el relato original, así como en nuestro espectáculo: un viaje que antes que nada tiene lugar en el interior de los personajes. Nuestra versión ha condensado en el espacio de la tienda de comestibles toda la itinerante peripecia por la que atraviesan los personajes de la historia. La humilde cotidianidad de unos zapatos, de una alfombra, de unas latas de conservas… propicia el encuentro de dos seres humanos que, desde una desprendida voluntad de recíproca comprensión, son capaces de escucharse con coraje y generosidad. Actitud propia del hecho teatral, que también persigue mediante ese afán de conocimiento asomarse a las puertas del misterio.

Descargas

Dossier

Likes(0)Dislikes(0)

Comments are closed.